Una tarta para un hombre muy Pai

Una tarta para un hombre muy Pai

Tenía que hacer un regalo para alguien que tiene de todo y que es muy complicado. Y nunca se me ocurre que regalarle (a no ser que me ayude su hermano), así que éste año me decidí a hacerle un regalo único y personalizado.

Para hacer la tarta, primero tenía que pensar en cómo es él: un hombre colgado a un móvil, alguien que se me duerme a la primera de cambio, un tipo estupendo,…

Lo tenía claro, le haría durmiendo y enganchado a su móvil. Y así surgió la idea de esta tarta
El sofá es bizcocho de chocolate cubierto de fondant negro.

El sofá es bizcocho de chocolate cubierto de fondant negro.
Estuve semanas diseñando el muñeco.
Tuve que cambiar una vez la cara pues no me terminaba de convencer.
Como sabía que no se iba a comer el muñeco, decidí que lo mejor era darle una capa de laca para endurecerlo y así darle un brillo peculiar.
A las 12 de la noche, el primer regalo que recibió fue esta tarta.
¡Qué bien te sientan los años, coñé!

8 comentarios

  1. JaJaJaa Impresionante! Es un regalazo, muy original y con mucha dedicación. Me encanta

    • No sé muy bien pero lo cierto es que el sofá me quedo con un dibujo como cuero que quedo chulo (seguro que si me lo hubiera propuesto no me hubiera salido así ;D)

  2. Que maravilla,,, Es todo un detalle!!!
    Me encanta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.