Una mañana fabricando pan con Nutella

Tuve el placer de ser invitada a pasar una mañana en el “Taller del Pan con Nutella”, dicho taller se celebraba en la Escuela de Panadería de Madrid ASEMPANC y el motivo era aproximarnos a uno de los oficios más antiguos del mundo: el de Panadero.
Aquí os dejo el vídeo de Nutella dedicado a los panaderos, que me emociono (sí, ya lo sé, ultimamente lloro hasta con los anuncios, pero que se le va a hacer!! Una que es o está sensible jejeje)
Cuando llegamos y tal y como nos recibieron, ya sabía que ese taller pintaba muy, pero que muy bien.
Además tuve la suerte de poder reencontrarme con bloggeras que hacía tiempo que no veía.
Al entrar nos recibía una mesa con todo tipo de diferentes panes que decían “Cómeme” y un olor a pan recién hecho, que no puedo describir pero que creo que a todos nos recuerda a las mañanas de domingo, con olor que simplemente se come solo (Añádele que era temprano por la mañana y que había salido de casa sin desayunar, vamos que mis ojos, manos, dientes y estomago estaban como locos por devorar todo)

El maestro panedero Javier, fue el encargado de enseñarnos como se hacía el pan, desde sus ingredientes, hasta como se muele el trigo y como se convierte el trigo en harina normal o integral

Esquema del proceso de elaboración del pan, desde la siembra del trigo hasta la venta en las panaderías.
Cuando Javier nos explico como se hacía, nos llevaron a nuestra mesa de trabajo donde nos esperaban todos los utensilios y materiales necesarios para hacer nosotros nuestro propio pan.
Hasta la mesa de trabajo estaba puesta con gusto y detalle que daba pena tener que mancharla.

Y ahora nos tocaba el turno a nosotros. Creamos una especie de volcán con la harina, haciendo un hueco en el medio donde echamos el agua, la sal y la levadura.
Y manos a la obra. A ponernos a amasar todo…
Después de mancharnos de harina, de echarnos risas y de crear nuestro propia forma de pan, tocaba el momento del horno

Y como fue un taller para bloggers, no podían faltar ellas con sus cámaras en mano, fotografiando cada acto de sus peques
Mamis bloggeras pendientes de sus retoños

Después del trabajo, era momento de disfrutar del esfuerzo y de poder comer una buena rebanada de pan artesano con el dulce chocolate Nutella

Hacía siglos que no me daba a ese placer de poder comer un buen trozo de pan (en esta ocasión de cereales, pero ya había comido el de centeno) con Nutella y disfrutar tranquilamente del sabor por la mañana.

 He de reconocer que soy una fan incondicional del pan, y que muchas veces como más por comer pan, pero ahora que he comido pan de verdad, recién horneado, de profesionales… Ufff, como se nota la diferencia ¡¡¡QUIERO PAN DE ARTESANO, TODOS LOS DÍAS!!

Cuando finalizo el taller, todos nos fuimos con el estomago lleno, la cara llena de harina y chocolate y una sonrisa de oreja a oreja y encima con las manos llenas de pan recién hecho y con nuestra cesta con los botes personalizados de Nutella con nuestros nombres.
¿Alguien puede dar más?

Disfrute mucho la mañana, del taller, del peque, de ver a amigas y de volver a saborear un buen trozo de pan con Nutella.
Image and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.