Un té entre amigos

Un té entre amigosTeRooibosSudafricano_1

Tomando este té con sabor sudafricano me imagino un viaje a ese lugar con amigos y me parece de lo más divertido, aunque sinceramente tengo pensado ir antes a NY con una panda de locas, a ver si conseguimos financiarlo para llevarlo a cabo.

 

TeRooibosSudafricano_2

ROOIBOS ORIGINAL SUDAFRICANO. Esté rooibos original de sudafrica es perfecto para preparar el famoso “rooibos espresso”, esta infusión sin teina es perfecta para cualquier hora del día y es deliciosa. El rooibos es una planta de origen sudafricano y que se utiliza para preparar infusiones, incluso en algunas tiendas de Sudáfrica se comercializa una infusión denominada “rooibos espresso” y que se elabora de forma similar al café expreso. Este rooibos es verdadero rooibos de Sudáfrica es rooibos original, por lo que su saber es intenso y perfecto para saborearlo a cualquier hora del día. Para prepararla añadiremos 1 cucharadita de rooibos por taza de agua,  y dejaremos reposar durante 8 ó 9 minutos, al contrario que con el té cuanto más tiempo esté reposando mejor será el sabor de la infusión. Si preparamos una tetera no es necesario añadir la cucharada de más como hacemos en el té.

 

Últimamente estoy algo pensativa con el tema AMISTAD. Creo que esa palabra va cambiando de significado con el paso de los años, casi al mismo ritmo que la palabra AMOR. Es diferente visión la que tienes con 15 años, que las dos palabras las ves de forma idílica, hasta el extremo y que con el año se van suavizando hasta tener crisis de ambas.

 

Del amor ya te hablaré en otra ocasión porque da para mucho, pero es que últimamente me tiene más preocupada la Amistad.

Cuando era pequeña hubiera pegado a cualquiera que hubiera puesto en duda mi amistad, a cualquiera que hubiera querido “quitarme” a mi amiga del alma Y sin embargo ahora me siento algo huérfana.

Son muchas las amistades que han ido pasando por mi vida a lo largo de los años, algunas sólo se quedaron unos años, otras solo una temporada y otras aún duran en el tiempo. Todas diferentes, todas de una forma distinta dependiendo de mi etapa personal, pero con todas compartir momentos que ya no se repetirán.

Aún recuerdo una conversación con mi madre, cuando yo debía tener unos dieciséis años. Con esa edad eres muy influenciable y claro está, lo que tus amigas te digan va a misa y tienen toda la razón. Lo que te diga tu madre, es una equivocación. Y mi madre se enfadaba porque no sabía ver quien me quería de verdad. Y es que para mí mis amigas eran las que siempre tenían razón. Pero cual equivocada estaba, pues sólo el tiempo es el que tiene razón.

El caso es que últimamente me he sentido algo huérfana porque por circunstancias que aún no comprendo, amigas de toda la vida las he ido perdiendo por el camino y me he sentido con el corazón algo encogido. No sé, imagino que la forma de ver la vida, las circunstancias de cada una, o simplemente la personalidad de cada una, la hemos cambiado todas y nos ha llevado por caminos diferentes. Pero después de tantos años, digamos que duele tanto que mi corazón aún no se ha recompuesto.

Aún así, he de reconocer que he tenido suerte, mucha suerte, porque cuando mis amigas de toda la vida se iban difuminando, de repente apareció en mi vida un grupo de locas dispares que me acogieron como si me conocieran de toda la vida.

¡¡Menos mal!! Ellas no tenían ni idea de la falta que me hacían. Sí, hablo de las Eleven. Y sé que es raro que con nuestra edad, un grupo de mujeres dispares, diferentes y que algunas ni siquiera vivimos en la misma ciudad, podamos tener una amistad, y no una amistad cualquiera sino una amistad whataspeada!!!

Me alegran mis mañanas tristes, y me aconsejan ante mis dudas personales o profesionales. Encontré en ellas un apoyo que necesitaba con urgencia. Y me sentí que volvía a forma parte de una tribu con mis mismas inquietudes.

Sé que todos tenemos nuestra propia vida, todos diferente y particular. Pero creo que todos de alguna forma u otra necesitamos a nuestros “amigos” esos con los que compartir risas, momentos de ayuda, de esos que sueltas toda tu mala leche y ellos te dicen: “Tranquila, pasará

DSC_0336

 ¿Y tú qué? ¿Sigues teniendo amigos de toda la vida? ¿Te has sorprendido al conocer a día de hoy a personas que parece que las conocieras de toda la vida?

6 comentarios

  1. Para mi el término “amistad” es muy complejo, pero estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dices.
    Un saludo,
    Marialu
    PD:¿las ELEVEN os vais a NY?

  2. Marieta_bizcocho

    Solo una cosa. Te quiero!!!

    Bueno y otra… Me encanta esa foto!!!!!!!!!!!!

  3. Ay mi Confeti!
    Es dificil que nos entiendan pero a mí me da lo mismo! La amistad viene de muchas formas y a mí también me ha venido taaan bien teneros a un click del móvil!
    Ya no sé vivir sin tí y sin las Eleven.
    A ver si nos vamos a Nueva York!!!!
    Muac!!

  4. Gemma

    Confeti, te voy a decir algo:
    “Tranquila, pasará”
    La frase que siempre esperas escuchar de una amiga de verdad.

    Te queremos !!

  5. Ohhhh querida Ana, la verdad que las penas de amistad duelen y mucho, se necesita tiempo para sanarlas.
    Pero para eso estamos en este grupo de Las Eleven que a pesar de los diferentes puntos de vista, nos acoñpañamos en nuestro dia a dia.

    Un beso grande

  6. Confeti, baja que estoy con la lágrima asomando y no tengo pañuelo…
    Yo conservo muchas amigas de hace años, y ese sentimiento tan fuerte ha superado mil diferencias que han surgido al madurar (otras me dejaron un agujerito sin sentido, como a ti), pero me siento especialmente orgullosa de amigas como tú, con las que no había un cariño previo, pero con las que he estrechado lazos fuertes. Ahora, a estas alturas en las que tienes tantas manías y cosas claras.
    Mucho mérito, ¿no? Me hacéis sentir muy muy afortunada…
    Un beso enorme, como tú.
    PD: Me encanta la foto!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.