Té verde con toques cítricos y literatura erótica

Té verde con toques cítricos y literatura erótica

No me preguntes porque me tomó hoy el té sola, en mi habitación. Ahora lo entenderás.

Mira la foto y lo comprenderás

TeErotico_2

Aquí me tienes tomándome un té verde mientras ojeo la literatura erótica que me han recomendado mis amigas.

Lo cierto es que últimamente tengo a la fiera muy dormida y tranquila y casi prefiero tenerla así, porque me da miedo cuando despierte a ver que otro destrozo puede hacer. Pero claro, ahora me empiezan a hablar de estos libros y yo los miro con ojitos. Mis dedos están tentados de abrir sus páginas y mis ojos de leer sus lineas, pero a mí me da miedo que pueda abrir veda.

El caso es que según me iban hablando mis amigas de sus libros eróticos favoritos, yo iba recopilandolos y ahora tengo toda esta literatura en mi habitación

Teverdecitrico

Me ha parecido lo más acorde hacerme un té verde con unos toques cítricos, porque es así como me siento cuando miro esta literatura. Ya puedes imaginar porque el té verde (sí, soy verderona a veces jejeje) y los toques cítricos porque creo que en toda relación son necesarios para que la fusión sea la acertada.

Cuando pensé en la literatura que a mí me había parecido más erótica, con la que había humedecido mi cuerpo, en seguida se me vino a la mente “Las edades de Lulu” de Almudena Grandes. Lo leí en el instituto y después recuerdo haber visto trozos de la película que hizo Bigas Luna. La temperatura de mi cuerpo subió tan rápido con el libro que ver sólo un trozo de la película ya me valía para estar salvaje. (Sumida todavía en los temores de una infancia carente de afecto, Lulú, una niña de quince años, sucumbe a la atracción que ejerce sobre ella un joven, amigo de la familia, a quien hasta entonces ella había deseado vagamente. Después de esta primera experiencia, Lulú, niña eterna, alimenta durante años, en solitario, el fantasma de aquel hombre que acaba por aceptar el desafío de prolongar indefinidamente, en su peculiar relación sexual, el juego amoroso de la niñez. Crea para ella un mundo aparte, un universo privado donde el tiempo pierde valor. Pero el sortilegio arriesgado de vivir fuera de la realidad se rompe bruscamente un día, cuando Lulú, ya con treinta años, se precipita, indefensa pero febrilmente, en el infierno de los deseos peligrosos.)

Hablando con una amiga me dijo que para ella el libro  que le pareció más erotico fue “Malena es un nombre de tango” de Almudena Grandes. Y es cierto, recuerdo leerlo y sorprenderme por una novela con ritmo, con historia y que además alteraba todo mi cuerpo de una forma muy fogosa. Me temo que lo voy a volver a releer pero esperare a que tenga a mi lado un amante a la altura jejeje.

Malena

Malena tiene doce años cuando recibe, sin razón, y sin derecho alguno, de manos de su abuelo el último tesoro que conserva la familia : una esmeralda antigua, sin tallar, de la que ella nunca podrá hablar porque algún día le salvará la vida. A partir de entonces, esa niña desorientada y perpleja, que reza en silencio para volverse niño porque presiente que jamás conseguirá parecerse a su hermana melliza, Reina, la mujer perfecta, empieza a sospechar que no es la primera Fernández de Alcántara incapaz de encontrar el lugar adecuado en el mundo. Se propone entonces desenmarañar el laberinto de secretos que late bajo la apacible piel de su familia, una ejemplar familia burguesa madrileña. A la sombra de una vieja maldición, Malena aprende a mirarse, como en un espejo, en la memoria de quienes se creyeron malditos antes que ella y descubre, mientras alcanza la madurez, un reflejo de sus miedos y de su amor en la sucesión de mujeres imperfectas que la han precedido.

 

Luego está claro que con la famosa trilogía de “Cincuenta sombras de Grey” pues no soy de piedra y también hizo que tuviera algún que otro sueño calentito. Sé que estos libros tienen criticas de todos lados. La mía, diré que me entretuvo. Que es rápida y fácil y que me puso más que tontorrona y lo que provoco alguna que otra llamada que no debía haber hecho.

CincuentaSombras

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos..

 

Otra amiga me recomendó “La canción de Nora” de Erika Lust y aunque aún no lo he leído, la verdad es que promete.

CancionNora

Nora tiene veinticuatro años, mucho carácter y arrojo, más sentido del humor y, sobre todo, unas ganas infinitas de disfrutar de lo que la vida le pone por delante. Durante los inicios de su carrera en el cine en la Barcelona más cool, se debatirá entre dos hombres muy diferentes: Xavier, un joven productor ambicioso y sofisticado, y Matías, un creativo apasionado, atractivo y misterioso.

 

Afrodita” es un libro que le dedicaré más tiempo, pero sobre todo en la cocina, pues tiene recetas afrodisíacas y seguro que me da mucho juego. Además cuenta pequeños cuentos eroticos fáciles de leer y entretenidos.

Afrodita

Un buen repaso sobre el mundo de los sentidos y su relación con la cocina. Se trata de una especie de recopilación de todo lo que hay que saber sobre el mundo de los afrodisíacos pero aderezado con cuentos e historias relacionados con la sexualidad. Nos narra historias propias o de desconocidos, explora las propiedades de distintos alimentos, repasa el papel de la sexualidad en distintas épocas y civilizaciones y nos aporta un recetario de comida.

Afrodita2

 

Creo que también puede formar parte de estos libros  La pasión turca“, de Antonio Gala, y llevada al cine con Ana Belén como protagonista.

PasionTurca

El fracaso matrimonial ha dejado una profunda herida en el corazón de Desideria Oliván. Para recuperarse inicia un viaje turístico por Turquía, donde conocerá a Yamam, un apuesto comerciante que lleva una doble vida como traficante. En sus brazoa descubre la más desenfrenada pasión amorosa y lo abandona todo para quedarse a su lado en Estambul

 

Cuando me puse a intentar encontrar literatura erótica, me encontré con diferentes recomendaciones, algunas de ellas quedan pendientes en mi biblioteca:

  •  “El amante de Lady Chaterlay“, de David H. Lawrence. Éste libro está considerada como una de las obras maestras de la literatura erótica de la Edad Moderna. (Inválido de guerra, Sir Clifford Chatterley y su esposa Connie llevan una existencia acomodada, aparentemente plácida, rodeada de los placeres burgueses de las reuniones sociales y regida por los correctos términos que deben ser propios de todo buen matrimonio. Connie, sin embargo, no puede evitar sentir un vacío vital. La irrupción en su vida de Mellors, el guardabosque de la mansión familiar, la pondrá en contacto con las energías más primarias e instintivas y relacionadas con la vida.)
  • Historia de ojo“de Georges Bataille, está considerada como una de las obras maestras del género. (Partiendo de un proceso creativo muy querido de los surrealistas, relaciona, en una trama anecdótica de hecho muy simple, las imágenes que de un modo inconsciente y automático evocan el ojo, el huevo, el sol, los genitales del toro, con toda su carga de connotaciones atávicas, y nos las «revela» en su contenido erótico más revulsivo.)
  • Historia de O” dePauline Reage, libro de gran intensidad erótica y de sensualidad. Fue llevada al cine (nos narra cómo y por qué una joven y hermosa parisina se inicia en una forma de esclavitud sexual muy próxima al sadomasoquismo. Inducida por su amante se someterá al rito de la sumisión, aceptando por amor todo lo que ello implica . La novela comienza cuando O es conducida por su amante al castillo de Roissy, donde una especie de sociedad secreta se encargará de iniciarla en este rito.)
  • Lolita“, de Vladimir Nabokov. Fue llevada al cine por Stanley Kubrick (La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción “perversa” por las nínfulas y el incesto.)
  • Emmanuelle“, de Emmanuelle Arsan. Durante años ha sido considerado como un libro escandaloso, si bien hoy se considera un clásico de la novela erótica. Fue adaptada al cine. (Hacer el amor a todas horas, de día o de noche, en cualquier circunstancia, con quien sea, ya sea él o ella, o ellos y ellas, con cualquiera que se lo pida y que a ella le guste, ésta es la ley a la que obedece Emmanuelle en el momento en que, a los veinte años, llega a Bangkok para reunirse con su marido ingeniero. Así, en el marco exótico , la joven descubre las reglas profundas del amor, la gloria del placer sexual gracias al propio cuerpo, y va al encuentro de una filosofía «natural» y optimista)
  • Nueve semanas y media“, de Elisabeth Mcneill. Fue muy popular en la década de los 80 con la película protagonizada por Kim Basinger (La acción se desarrolla en Nueva York, a principios de los años 70, y nos describe la turbadora, e inquietante relación que su autora (la obra al parecer es autobiográfica) mantiene durante nueve semanas y media con un hombre al que acaba de conocer. Una relación algo desconcertante.)
  • Los amores prohibidos“, de Leopoldo Azancot. (Estos son Los amores prohibidos de un joven perseguido por la policía, por razones políticas, que encuentra refugio en el apartamento de una hermosa y extraña prostituta, quien, al descubrirle, en modo insospechado, placeres que él jamás pudo imaginar, trastornará sus más íntimos impulsos y cuestionará toda su vida.)
  • El amante“, de Marguerite Duras (Esa jovencita bellísima, pero pobre, que vive en Indochina, no es otra que la propia escritora quien, hoy, recuerda las relaciones apasionadas, de intensos amor y odio, que desgarraron a su familia y, de pronto, grabaron prematuramente en su rostro los implacables surcos de la madurez.)

La verdad es que ni estamos en primavera ni tengo la sangre alterada, pero creo que para poder conseguir esos efectos ésta literatura es perfecta. Aunque sinceramente también me da miedo abrir una hoja de cualquiera y ponerme a leer, porque sé que luego mi cuerpo deseoso pedirá alimento y no sé de donde lo voy a sacar.

¿Y tú? ¿Qué libro forma parte de tu biblioteca erótica favorito?

TeErotico_1

4 comentarios

  1. Jajajaja, me meo con las fotos!!!
    De todas las que has puesto, de las que he debido leer sólo dos o tres, mi favorita (sin lugar a dudas) es LOLITA, del gran Nabokov.
    Un besito y a la ducha (fria)

    Marialu

    PD: ya te lo digo en mi post, pero lo de vernos no es sólo cosa mía, darling

    • Ana

      Jajaja de momento no me hace falta la ducha pero espera que abra un libro

  2. Paco Garcia Gonzalez

    Conocía la del Grey, las de más ni “papo”…me las apunto para próximas lecturas. Yo ahora estoy enredado con AFTER!!

    múa

    • Ana

      Pues te recomiendo “Malena es un nombre de tango” para empezar que te va a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.