Ikea Shopping night

Ikea Shopping night

¡ AHORA O NUNCA !  Ofertas espectaculares

Así empezaba el mail que pocos días antes ME había mandado Ikea, y en el cual se incluían productos como:

Mesas a 1,99 €

Fundas nórdicas a 2,99 €

Camas a 29,99 €

Cortinas de ducha a 0,99 €

Servilletas a 0,10 €

Hornos a 99 €

La “shopping night”, empezaba a las 22:00 de la noche, y duraba hasta la 1:00 de la madrugada. Era el plan perfecto para aquel viernes: cenita para 3 y unas compras relajadas.

Tal vez debí preguntarme cuántas personas más habrían recibido aquel mail, pero no lo hice. La verdad.. ¿quién en su sano juicio decide pasar un viernes de verano comprando cortinas de baño a parte de nosotros?.

              Respuesta: unas 6.000

Mi carácter optimista, animaba a Mario para que no saliera corriendo de vuelta al aparcamiento, y el pobre Guille se sentaba a ver los dibujos mientras yo me afanaba por encontrar alguno de los productos de la “oferta espectacular”.

En las estanterías nada. Ni una sola mesa, funda nórdica, o caja con tapa.. NADA.

Sin embargo, los carritos por los que éramos atropellados sin piedad, se aparecían ante nosotros hasta arriba de cosas. Un ejército del IMSERSO, se había apoderado de todas las fundas nórdicas de la tienda, y empezaban a oírse conversaciones del tipo:

– “Pero Mary.. ¿no has cogido ninguna funda?”

– “No, ya no había..”

– “No te preocupes… si yo he cogido 17 y sólo necesito 2. ¿Cuántas quieres?”.

Acabáramos..

A medida que pasaba la noche, nuestras expectativas de llevarnos a casa alguna de las gangas no mejoraban. Habíamos conseguido robar un carrito, pero seguíamos pasando de sección en sección sin ningún artículo que meter dentro. De repente, una chica de camiseta amarilla se nos apareció como un ángel en mitad de un pasillo. Tenía a su lado 6 ó 7 cajas y por fin éramos los primeros en llegar a su lado.

– “SERVILLETAS !!!!”

– “Guille, mete 5 paquetes en el carrito, por favor..”

– ” Mami, mejor meto 6, ¿vale?”

– “Sí, hijo, ó 17, los que tú quieras.”

             (Momento revancha total)

Como veo que estamos en racha, nos dirigimos sin pausa a la sección baños.

Allí nos encontramos con un cubo lleno de las cortinas de ducha más feas que haya visto jamás el hombre. A estas alturas, ya nos da igual, así que ahora tenemos un bisonte azul en el baño pequeño y una especie de pirañas de colores nada discretas en el grande.

Lo hemos conseguido !!

Después de 2 horas de lucha, y otra media de cola para pagar, volvemos a casa a las 12:30 de la noche con 6 paquetes de servilletas y 3 cortinas por 3,57 €.

¿No está mal, verdad?

 

Moraleja: Una y no más.

10 comentarios

  1. Maria

    Bastante que conseguiste que Mario no saliese huyendo. Yo me sé de alguno que me hubiese abandonado allí sin importarle el modo en que tendría que regresar yo a casa. Eres la mejor!

    • Gemma

      Ah, bueno.. pero Mario es mucho Mario !!
      De eso no me puedo quejar, la verdad..

  2. Ana

    Jajajajaa sabes lo peor de todo? Que probablemente yo también hubiera caído y cuando hubiera visto una cesta con algo rebajado me hubiera tirado en plancha aunque no necesitase nada de aquello jajajaja (Voy a ser una yaya muy peligrosa!!)

    • Gemma

      Como te vea metiendo en el carrito 17 fundas nórdicas, voy a por tí, que lo sepas.
      Y no tendré piedad, te lo advierto..

  3. ay pobre, gracias por avisar porque yo igual que tú seria de las que no dudaría en acercarme… Bufff terror en el hipermercado de muebles

    • Gemma

      El truco está en ir a ikea a las 8, colocar estratégicamente a un jubilado en cada sección, y esperar a que a las 10 de la noche empiece todo. Lástima que nosotros lo descubriéramos demasiado tarde..

    • Gemma

      No me extraña, Paula, de verdad..
      Pero yo soy demasiado orgullosa, y aún con 6 pares de servilletas, ya me habría ido súper orgullosa.

    • Gemma

      Horror es poco..
      jajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.