Hoy un té contigo muy british navideño

Hoy un té contigo muy british navideño

Si, perdóname que hoy haya quedado contigo a las 17h pero oye me tengo que meter ya en el papel inglés así que comenzaré por sus buenas costumbres jajaja

Hoy está claro que el té que nos tomaremos será muy british ¿te parece verdad?

Desa-(11)

Pues sí, quién me iba a decir a mí hace años cuando fui por primera vez a Londres que años después iba a ser un sitio que iba a visitar muy a menudo.

Yo, Que me pongo colorada cuando tengo que hablar inglés. Yo, que me bloqueo cuando me hablan en inglés. Yo, que busco a hispanos para que me hablen en castellano. Yo, que no ligo en Italia y en Londres me paran en la calle para ligar conmigo. Yo, que me confundo con ellos por mi tez de leche. Yo, que huyo del estiramiento inglés… (Me acabo de dar cuenta que me parezco a la Pantoja en su declaración ante el juez jajajajaja)

Pues sí, yo, últimamente no paro de viajar a Londres. Pero en esta ocasión va a molar porque va a ser en Navidad y a mí que quieres que te diga, pero me sigue encantando ver todo muy decorado, muy rococó. Creo que la Navidad, tiene que ser así, con luces, con colores, con villancicos, con sobresaturación de todo. Y por eso me gusta mucho la Navidad en Inglaterra. Todas las casas las decoran y las tiendas y los escaparates y las calles y todo se respira Navidad.

Hace años fui a visitar a mi amiga Susana a Chichester y aluciné cuando ví todas las casitas tan sumamente decorados que parecía que estaba en alguna película. ¡¡Como me gusto!!

Y lo siento, para mí, decorar la Navidad es ESO!!! Y no el minimalismo que hemos implantado de Madrid, que será muy bonito y elegante, no digo que no, pero no es navideño.

Ahora hemos adoptado todas las costumbres y decoraciones nórdicas. Todo blanco impoluto, todo claridad, todo bonitez. Y esta guay y a mí me gusta pero… ¿Dónde está nuestro espumillón?

El otro día, una de las Eleven le estaba regañando a otra y diciendo que ocultará éste año el espumillón de su árbol. Y ¡¡No me parece!! !!Reivindico el espumillón!!. Es más, creo que volverá, y volverá con más fuerza, y será un elemento “vintage” decorativo en nuestras vidas.

Y quiero que vuelvan los árboles de la abuela, los árboles que cada bola eran de un color, y que tenían muñecos diferentes e incluso algunos feos y con luces de colores, muchas luces de colores y ese color amarillo que tengo en los recuerdos que me da tanto calor. Y esos villancicos con la zambomba, con la botella de anís y desafinando y riendo toda la familia.

Este año me está costando que me inunde el espíritu navideño, así que espero que en Londres lo pueda encontrar y traérmelo para los Madriles, porque quiero volver a sentir como cuando era niña.

1-Navidad

Quiero volver a sentir la Navidad como cuando era niña!!!

 

Quiero sentir los nervios, pero no nervios de histeria como ahora por tenerlo todo preparado, sino nervios de ilusión, nervios de alegría.

Quiero que cuando ponga el nacimiento, no piense en el rollo que será cuando lo tenga que guardar todo, sino en la ilusión y lo que me divertía cuando lo ponía junto a mi abuela.

Quiero que cuando oiga como los niños de San Ildefonso cantan los números de la Lotería de Navidad, sentirme que estoy de vacaciones, que estoy protegida en casita y que ya es Navidad.

Quiero irme a la Plaza Mayor, y no sentirme agobiada porque hay mucha gente o hace mucho frío, sino ver los puestos navideños y luego claro está comerme o ese bocata de calamares o ese chocolatito con churros y disfrutar de la alegría de los niños y cantar a grito pelado “Cortylandia, Cortylandia, vamos todos a cantar… Alegría en estos días porque llego Navidad… Cortylandia, Cortylandia…”

Quiero que llegue Nochebuena y no piense si algún familiar está mosqueado u otro de mal humor, sino en el momento especial porque estamos todos juntos y la casa se llena de gente y villancicos.

Quiero abrir un regalo y disfrutar rajando el papel y sonrojarme porque quien me ha regalado eso me conoce muy bien.

Quiero que me toque la lotería, pero la que comparto con los amigos para poder chillar de alegría, saltar juntos y pensar en la cantidad de cosas que vamos a poder hacer gracias a ese dinero. Y mira si sólo nos toca la pedrea o el reintegro, poder jugarlo también a la lotería del Niño y seguir teniendo juntos la ilusión.

Jooo tengo una larga lista de deseos para estas Navidades que creo que te daré en mi próximo té contigo, porque de verdad que me apetece compartirla contigo y que tú me cuentes la tuya ¿te parece? ¿Lo hacemos? ¿Realizamos una lista de deseos? Tanto materiales como emocionales, todos, porque todos los queremos ¿vale?

 

3 comentarios

  1. Me ha encantado este té tan british y tan folclórico. Espero poderte ver esta Navidad aunque sea sólo un ratito y compartir ese espíritu que te vas a traer a los Madriles!
    Genial la foto, con espumillón y todo!!
    Muac!!

    • Ana

      Siii porfi Paula!! Tenemos que vernos y brindar por nosotras

  2. Me ha encantado el post, la foto y todo! Nosotros estaremos en Londres en enero, con mi sobri de 3 y mi prima panzona, que se viene el segundo en febrero, y no veas qué ilu me hace, no era uno de mis destinos preferidos ni mucho menos, pero ahora al menos una vez al año me dejo caer por allá!!! ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.