Excusas que darle al peluquero cuando tú te has cortado el pelo

Excusas que darle al peluquero cuando tú te has cortado el pelo

El otro día hablando con unas amigas, una de ellas nos contó que no iba al peluquero, y no porque ella se lo sepa cortar bien o no, sino porque le da miedo que el peluquero le regañe por su corte de pelo y quizás algún trasquilón.Peluqueria_2

Todas nos reímos porque a todas nos había pasado y todas alguna que otra vez habíamos metido tijeras en el pelo ¿Qué por qué? Pues por muchos motivos:

  • No te apetece ir a la peluquería pero ves que el flequillo empieza a estar más largo de lo que te gusta
  • Te crees que el manejo de las tijeras es muy fácil. Ya le has visto al peluquero hacerlo y no veías complicación (Error, esto también pasa cuando vas a ver un ballet, que sales de allí pensando que levantar la pierna hasta la cabeza es tan sencillo como bostezar, pero cuando has intentado levantar la primera pierna ya te ha dado un tirón en la ingle que te ha devuelto a la realidad)
  • Has visto un tutorial en Youtube y parecía sencilloPeluqueria_5

El caso, es que por un motivo u otro le has metido tijeretazo a tu pelo y hay veces que incluso el resultado no ha quedado del todo mal pero otras sabes que tienes que ir a la peluquería a que arreglen ese desaguisado.

Pero es entonces cuando cunde el terror ¿Qué hago? ¿Como le explico ahora al peluquero esta chapuza? ¡Me va a regañar!. Ya noto su mirada inquisitiva sobre mí. ¿Me espero a que crezca?

Tienes que ir y lo sabes ¿Le dices la verdad? ¿O mejor te cuento un par de mentiras que seguro que si le dices no te mirara tan mal?

Aquí las EXCUSAS  que entre mis amigas y yo sacamos para estos casos:

  • Fui a una escuela de peluquería (Quien te va a decir algo? Los pobres muchachos están aprendiendo y tú fuiste tan maja que pusiste tu cabellera a su servicio aunque te costara esos trasquilones en la cabeza!)
  • El pequeño mientras yo dormía cogío unas tijeras (¿Quien se va a enfadar con un niño? El peluquero mirara la foto que le enseñes de tu hijo, primo, sobrino,… y con esos ojos de bueno no podrá decirte nada más que… ¡Que mono!)
  • Después de una noche de borrachera amanecí así (Seguro que el peluquero también habrá tenido noches de desfase, probablemente aun las tenga. Y tendrá más curiosidad porque le cuentes los detalles que por regañarte por los trasquilones)
  • Fue una apuesta (¿Quien no se ha apostado chorradas? Ahora sólo te queda inventarte que te jugabas pero tienes ganada la baza)
Peluqueria_3

Nota: Todas las fotos han sido realizadas sin un ápice de maquillaje, así que no seáis muy crueles e intentar ser considerados con la pobre chica

 

Y si éstas excusas no te funcionan o no te ves preparado para mentir, siempre puedes darle la vuelta a la tortilla y echarle tú  la bronca por aquella vez que te dejo el pelo como un estropajo o te hizo sentir como la señora mayor que vive en el quinto o te hizo un corte de pelo que ni Tita Cervera lleva.

Y ya sabes eso que dicen que: No hay mejor defensa que un buen ataque

DiarioVolatin

Ilustración obtenida del libro “Diario de una Volátil” de Agustina Guerrero que recomiendo totalmente si quieres echarte unas risas.

14 comentarios

  1. JA JA JA JA JA ¡Bravo! ¡Qué risas nos pegamos y cuanta verdad va en este pos! Me muero de la risa
    Un besazo.

    • Ana

      Es que vivir en directo la conversación fue mucho más divertida y eso tenia que quedar plasmado para el futuro de alguna forma

  2. Maria

    Yo nunca me he atrevido con las tijeras, pero me hice unas mechas con agua oxigenada ‘preciosas’. No tuve bronca del peluqyero, pero sí de mi madre que es peor!! Jajajaj

    • Ana

      María, tú, por la puerta grande. Tijeras, no pero agua oxigenada a casporro!! Que loca estás!! Había que ver ese pelo ¿hay fotos?

  3. Ja ja ja ja!!!! Acabo de utilizar la excusa de la escuela! Lo que es peor: para justificar que fui a otra pelu!!! La cuestión es: por qué estamos aterrorizadas ante nuestros peluqueros????? Acaso es porque si ellos se enfadan tienen nuestras cabelleras entre sus tijeras?!?!?

    • Ana

      Ahh bueno, ese es otra. Cuando cambias de peluquero pero luego regresas al de siempre te sientes como si le hubieras puesto los cuernos y temes las consecuencias
      Sí, eso de tener unas tijeras impone mucho mucho mucho

    • Ana

      Eso está claro!! Hay que repetir más a menudo y tener estas charlas “existenciales” son necesarias para nuestra vida cotidiana

  4. A mí la del niño me parece la menos creíble jajaja Qué risas nos echamos XD
    Estás muy guapa sin maquillaje ♡

    • Ana

      Bueno por excusa que no quede no? jajajajaj
      Y por cierto que bien mientes

  5. Yo siempre digo que mi madre fue peluquera, que es verdad, jjj, y no es que sirva de mucho porque la mirada de reprobación no te la quita nadie, pero es otra excusa requetebuena. Genial el post!

    • Ana

      Pues sí, aunque los peluqueros no tienen ningún pudor con meterse con el peluquero anterior e incluso ponerle a parir jajjaa ¡¡no tienen compasión!!

  6. lau

    Necesito excusa, le puse los cuernos a mi peluquera….que le digo??

    • Ana

      Jajajaja Lau siempre nos queda la mentira piadosa, de decirle que te mudaste una temporada al pueblo y mira lo que sucedió jajajaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.