Curso de Pintxos en "Arquestrato"

He de reconocer que soy muy buena comensal, porque lo que se dice cocinillas… vamos que si me sacas de mi pollo a la Coca Cola, pues poco más sé hacer. Pero los pintxos es diferente, siempre me gusta innovar y probar nuevos. No hay cumpleaños que no piense en sorprender con algo nuevo, así que cuando vi que podía ir a un curso de pintxos ni me lo pensé.
Y he de decir que me alegro un montón de haber ido, porque desde que entre en la Escuela de gastronomía Arquestrato me sentí muy cómoda. Todo esta muy cuidado, de diseño y la atención de todas las personas que trabajan allí era exquisito.
Como vereís el aula es impresionante, una mesa enorme donde esta el fogón y espacio suficiente para instalarnos cada uno de los estudiantes.

Los pintxtos que íbamos a realizar eran:

* Tostita de tartar de aguacate, naranja y surimi
* Brocheta de ave con salsa teriyaki y sésamo
* Blinis con tomate casse y huevo de codorniz
* Rollitos de calabacín y morcilla
* Espiral de tortilla, salmón y queso
* Chipirones rellenos de mar con mahonesa de sobrasada y miel
* Tempura de bacalao con salsa de romescu

Como eran muchos pinxtos y sólo teníamos un par de horas para realizarnos, nos dividimos en grupos de tres personas y cada grupo realizo un par de pintxos pero aprendiendo lo que hacían el resto de los grupos.
La Chef Nerea Toledo, nos enseño todos los pasos a seguir y nos iba observando y ayudando para realizarlo correctamente, como por ejemplo a cortar en trocitos pequeños la cebolla y el tomate.

Aquí mi compañero de equipo. Nos toco hacer  los Blinis con tomate y huevo y los rollitos de calabacín y morcilla. Así que le puse a dorar la cebolla y el tomate

Mientras mi otra compi y yo íbamos realizando los rollitos. Teníamos que quitar la tripa a la morcilla. Y con ayuda de un pelador de patatas cortar el calabacín en tiras finitas y luego rellenarla y enroscarla con la morcilla.

 Aquí con mis compis de grupo
 Para que luego algunos digan que no soy apañada en la cocina
Siguiente paso freír con poco aceite el rollito.
Luego con mahonesa y pimientos del piquillo los batimos y creamos la salsa que nos va a servir como acompañamiento perfecto. 
Y aquí tenéis el resultado.

Después nos toco hacer la masa de los Blinis (1 huevo, 175ml leche, 50gr mantequilla, 95gr harina, una pizca de sal, una pizca de azúcar y 1 sobre levadura) se bate todo bien hasta que no queden grumos y lo dejamos reposar en la nevera como media hora.
Después cogemos una sartén con un poco de aceite y echamos en ella una cuchara de la masa cuando veamos que ya empieza a estar doradito le damos la vuelta y hecho.

Mientras vamos preparando el tomate casse (2 cebollas, 4 ajos, 7 tomates y medio vaso de vino blanco)
Y por supuesto freír los huevitos de codorniz, con mucho cuidado
Truco: Golpear el huevo suavemente con el mango del cuchillo y después con la punta hacerle un pequeño agujero donde nos deje el espacio suficiente para meter el dedo y poder partir la cascara sin romper el huevo. 
Os dejo algunos pintxos que hicieron mis otros compañeros de curso y que la verdad estaban buenísimos.
Creo que la brocheta de pollo con salsa teriyaki y sésamo acompañado de cous-cous, es un plato garantizado para que guste en cualquier almuerzo o cena.

Me lo pase genial. Conocí a gente majisima que hicimos un grupo fantástico.
Recomiendo el curso 100%
Y aquí nos teneis a todos con nuestra Diploma acreditativo de que somos actos para volver a realizar estos pintxos en cualquier otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.