Bendita Comunión

Bendita Comunión

Según el Diccionario de la Lengua Española (rae):

Comunión: Sacramento del altar

Altar: En el culto cristiano, especie de mesa consagrada donde el sacerdote celebra el sacrificio de la misa.

Sacerdote: En la iglesia católica, hombre ordenado para celebrar el sacrificio de la misa y realizar otras tareas propias del ministerio pastoral.

Iglesia: Templo cristiano.

 

 

La Iglesia, pequeñita, alejada del ruido y el tráfico de la ciudad, nos recibía con una pantalla en lo alto del altar dónde podía leerse: “Por favor, apaguen sus móviles. Gracias”. Me extrañó leer algo tan de sentido común, sobre todo en un lugar como una iglesia, pero no le di mayor importancia. Error. Era la pista número 1 de lo que vendría después..

Aquel sábado de Mayo, 18 niños entre los que se encontraba mi ahijada, se habían puesto sus mejores galas para el que estaba a punto de convertirse en el mejor día de sus vidas hasta entonces, y por supuesto nosotros no queríamos perdérnoslo.

Busqué un banco, dejé a Mario fuera de la iglesia con Guille para que pudiera correr hasta que empezara la ceremonia y eché un vistazo rápido a mi alrededor. Padres con camisetas, niños de 7 años con pendientes, tacones imposibles, peinados de los 80, minifaldas tamaño cinturón, escotes para los que no tengo palabras, en fin, una boda gitana habría destilado más clase que lo que tenía delante.

Poco antes de empezar, una catequista se hizo con un micrófono para recordar a los presentes que aquello no era un vuelo de Iberia, y que deberíamos permanecer sentados y en silencio durante toda la ceremonia. Pobrecilla.. al final la única auxiliar de vuelo que le prestó atención creo que fui yo.

La familia de Jonathan, Joseba, o Kevin (lo siento, pero con tantas cosas se me ha olvidado hasta el nombre del niño), ocupaba los dos bancos justo delante del mío. Eran un clan en toda regla. Estaban los padres de la criatura, los hermanos, tíos, sobrinos, la abuelilla, y hasta el patriarca de la familia.

Ataviado con una elegante camisa blanca y unas letras enormes en la parte de atrás que ponían “C H E V I G N O N”, se presentó en la iglesia 15 minutos tarde, aunque lo compensó haciendo que todos sus nietos desfilaran por encima de los bancos para darle besos y abrazos. Qué rico, el abuelito !!

También la madre del niño pensó que mientras el cura hablaba, era el momento ideal de hacerse un posado/robado allí mismo. Algo debió ver ella en la columna de estilo grecorromano que estaba a su lado, por que deleitó a su marido con unas poses que ni Paris Hilton. A lo mejor es la próxima egoblogger y yo aquí poniéndola verde.. vete tú a saber !

A mí lado, y sentada justo a mi izquierda, una chica de unos 20 años y vestida para matar (aún no sé de qué manera, pero estaba emparentada con el clan), demuestra lo atenta que ha estado en todo momento, y decide llamar a su madre por teléfono para contarle lo guapo que está hoy Jonathan, Joseba o Kevin y lo bien que está saliendo todo. Es entonces cuando noto que me está subiendo una especie de llama incandescente por la garganta, pero logro controlarla pensando en la pobre mujer que se sienta a mi derecha y que parece normal.

Pienso en el cura, y en su paciencia infinita. En las veces que desde las 12 de la mañana llevará contando hasta diez y respirando hondo.

                           “Señor.. si me estás leyendo, dale a ése hombre todo lo que te pida. Se lo ha ganado con creces, te lo aseguro.”

Con una sensación de “yo me voy de aquí”, nos acercamos entonces al momento más conflictivo de toda misa: EL MOMENTO PADRE NUESTRO/ PAZ.

Nuestro cura feliz, en un intento por calmar al niño que lleva llorando desde hace 40 minutos, a los que corren por el pasillo central, y a los padres que hacen de paparazzi, nos propone cogernos de las manos para rezar todos juntos el Padre Nuestro..

¿CÓMO?????  Ni en broma, vamos !!

Mantengo la mirada al frente, fijo mis ojos en C H E V I N G N O N y resoplo, para que a mi compañera de banco (la de la izquierda) no le quede ninguna duda que no voy a darle la mano ni pienso firmar la paz.

Rezamos (el cura y yo solos, por supuesto), y al terminar pienso que aún me queda la pobre mujer de la derecha.. Es mi oportunidad de darle la mano a ella y hacerle sentir que no está sola… que yo también soy normal y que en 15 minutos estaremos sanas y salvas fuera de aquella especie de “Gandía Shore”.

Entonces me giro hacia ella, extiendo la mano, y me encuentro con una mujer que sin ser zurda decide darme su mano izquierda, y seguir haciendo fotos con la derecha a otro de los niños. ¿Es una broma? ¿De verdad tengo que dar la paz de ésta guisa?

Ay Señor.. no lo aguanto más.. Menos mal que mis dos chicos listos, al final han decidido que estarán mejor fuera que dentro. Algo debieron intuir mientras veían llegar a los invitados..

Pero aún faltaba lo mejor.. Los niños que hasta entonces habían permanecido sanos y salvos en el altar, bajan ahora las tres escaleras que les separan de sus familiares y se acercan a darles la paz. Por fin conozco a Jonathan, Joseba o Kevin, que se acerca con su traje marinero, galones incluidos, y sus pelos de punta más contento que unas castañuelas.

QUIETO !!! le espeta su abuelo C H E V I G N O N. Ponte ahí en medio del pasillo que te vamos a sacar unas fotos.

Y dale con las fotos. El pobre Jonathan, Joseba o Kevin no consigue ni darle un beso a sus padres, ni estrechar la mano de sus hermanos, y ya es hora de volver con sus compañeros. No sabe si reír para la foto o llorar. Y lo mismo me pasa a mí, que estoy a punto de adoptarle, y así de paso le quito el pendiente.

 

Lo confieso. Me fui antes de que terminara la ceremonia.

Mi ahijada estaba preciosa.

Sus padres súper educados. Y sus amigos de 10.

Eso sí, voy a ir reservando fecha para la Comunión de Guille. Mi hijo la hace él solo. Por si las moscas..

12 comentarios

  1. De verdad que tienes que meterte a monologuista o guionista!!! No he parado de reirme!!! Vaya sorna y labia que tienes para contar las cosas!! Me encantas, lo sabes, verdad??

    • Gemma

      jajajaja
      Muchas gracias, Moni
      Muakssssssssss

  2. Ayayayayayayayyyyyyyyy! Firmo la petición de monólogo de Mónica y me atrevo a decir, chicas eleven, os avisé!!!!
    Gemma, Gemma, la próxima comunión me avisas que me siento a tu lado y te grabo.
    Besos

    • jajajjaja..yo también, si puedo te acompaño por favor!

      • Gemma

        No, si al final voy a tener que cobrar entrada y todo !!
        jajaja

    • Gemma

      ¿Cómo que me grabas?
      No, bonita, no.. Te sientas a mi lado y lo sufres igual que lo sufrí yo.

      Un beso, corazón !

  3. jaaaaaaaaaaajjjjjja!!! ay que risa por favor, la boda gitana…la chaqueta con las letras, el pulpo viviente que puede dar la mano, rezar y disparar fotos a la vez!!…qué articulo más bueno, me reí mucho!! Menudo cuatro!

    Besos

    PG

    • Gemma

      Pues nada, Paco, a la próxima Comunión, nos vamos los 3.
      Pero luego tendrás que hacer un post tú también, eh ! Que de moda entiendes más que yo.

      Un beso

    • Gemma

      Te voy a dar yo a tí monólogo, Pauli
      jajajaja

  4. Ana

    No sé porque pensaba que yo no podía comentar en tus post, hasta que la otra noche de desvelo me di cuenta que CLARO QUE PODÍA
    Gemma me encanta tenerte aquí!! Me encanta como cuentas tus cosas y me encanta los monólogos que nos dedicas y que nos dan tantas risas!!
    Sé que para ti son momentos de tu vida, pero que quieres que te diga? Con la gracia con la que cuentas las cosas es difícil no disfrutar de momentos surrealistas que te suceden.

    • Gemma

      Pero, pero, pero.. SI ES LA JEFA !!!
      Menudo honor, por favor… A sus pies (ya lo sabe).

      Encantada estoy yo de estar aquí contigo, a pesar de quedarme en blanco muchos martes y no saber de qué voy a escribir.
      Gracias a tí por tu paciencia, y a Twin por haberse convertido sin querer en mi editora jefe.

      Un beso, guapísima !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.