Receta bizcocho de calabaza con harinas integrales

Tenia ganas de hacer un bizcocho rico y sobre todo sano. Y poder utilizar la calabaza que tanto me gusta. Así que mezclé varias recetas y obtuve este bizcocho.

Advierto que al usar harinas especiales e integrales, tiene un sabor especial, pero si tú eres de los que no te gustan, utiliza solo harina de trigo integral.

La Panela es mucho más sana que el azúcar.

El chocolate uso del 70% de cacao o superior porque es más sano y tiene menos azúcar.

Ingredientes:

  • 300 gr de Puré de Calabaza*
  • 150 gr. de Panela
  • 1 yogur sin lactosa
  • 80 ml. de Aceite de girasol
  • 90 gr. de pepitas de Chocolate
  • 1 sobre de Levadura
  • 3 Huevos
  • 50 gr. de Harina de Maíz
  • 50 gr. de Harina de Espelta integral
  • 150 gr. de Harina de Trigo integral
  • 100 gr. de Chocolate negro 70%
  • Un chorrito de leche sin lactosa

Preparación

Lo primero preparamos el puré de calabaza, para ello, cortamos la calabaza quitando la corteza y la metemos en el horno, cubierta por papel de aluminio unos 15 min. a 150º o hasta que observemos que está blanda.

Dejamos que se enfríe y con ayuda de un tenedor, aplastamos hasta conseguir un puré.

Ahora preparamos el bizcocho. Separamos las claras de las yemas de huevo y batimos las claras para conseguir que el bizcocho quede más esponjoso. Cuando observemos que las claras ya están batidas, le añadimos las yemas y el azúcar.

El paso siguiente es echar el yogur y el puré de calabaza. Batimos hasta mezclar todo bien.

Añadimos  Aceite y batimos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados

Seguimos añadiendo las Harinas (si no te gusta el sabor especial de las harinas de maíz o espelta, échale sólo de trigo integral) y mezcla hasta que esté todo homogéneo

Añadimos después el sobre de Levadura, y batimos todo, sólo lo justo hasta que observemos que están todos los ingredientes bien mezclados (no mezclar mucho pues perderá fuerza)

Echamos las pepitas de chocolate sobre la mezcla, y lo movemos con ayuda de una cuchara.

Engrasamos un molde. Y echamos nuestra mezcla.

Metemos al horno durante unos 30 minutos o hasta que al pinchar observemos que sale el pincho limpio.

Recuerda no pasarte de tiempo o sino el bizcocho perderá su jugosidad.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde, sobre una rejilla, durante unos 10 minutos.

Desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

Ahora es el momento de preparar la cobertura de chocolate. Yo lo hago en el microondas que es más fácil y rápido, pero cuidado que no se nos queme el chocolate que es delicado.

Troceamos el chocolate y lo metemos en un bol. Lo calentamos durante 30 segundos, lo movemos y volvemos a calentar otros 30 segundos, seguimos moviendo y a la vez añadimos poco a poco un poco de leche (la cantidad que echemos será la que decidamos que quede de líquida nuestra cobertura, así que no te pases y echa de poco en poco para ver su consistencia) Si fuera necesario, calienta un poco más y siempre moviendo pues el cuenco estará caliente y permitirá que nuestro chocolate se vaya derritiendo poco a poco y fusionándose con la leche.

Es el momento de echar la cobertura de chocolate sobre nuestro bizcocho y aprovechar a comerlo pues cuando el chocolate está caliente, nuestro bizcocho está aún más rico.

 

2 comentarios

    • Ana

      Está muy rica, pero con el sabor especial de las harinas que no todos los paladares están acostumbrados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *