Paco cumplía 60 años y su familia le organizó una fiesta donde le sorprendió con una tarta de él personalizado convertido en novillero dejando a un divertido toro a su piese