Antonio cumplía 50 años y en su fiesta de cumpleaños fue sorprendido por una tarta con su afición un tocadiscos con un vinilo personalizado.