Realizar la lengua de los Rolling Stones convertida en tarta tiene su rollo, pero si además el cumpleañero es músico y hay que realizarle sobre la tarta eso mola mucho más