Sus hermanas tuvieron su tarta personalizada para la comunión y él no podía dejar de tener la suya propia haciendo su deporte favorito.