Peppa Pig no para de bailar y con su corona a celebrar el cumpleaños de Iria irá.