Shiseido quería que aprovechando el santo de Carmen Navarro y que ese día cumplía 50 años de casada con su marido, le realizase una tarta donde estuvieran reflejados los dos, Carmen y su marido.

Y unimos también la pasión de Carmen Carita, sus cremas y su libro, con su marido.