Un 40 cumpleaños siempre es un buen momento para celebrarlo con amigos y con las mejores aficiones como el padel reconvertida una pala en la marca Julio y con pelota de cakepop