Carol de Tuminitu cumplía años y tuve el honor de ser yo en ésta ocasión quien la sorprendiera, realizando una tarta de cumpleaños de un Minion convertida en ella misma.