Carol de tuminitu realizó un dibujo de sus sobrinos y quiso sorprenderlos con una tarta en un almuerzo familiar