Es difícil hacer una tarta para más de 30 invitados para una fiesta sorpresa doble de una pareja que cumple 40

Pero una enorme tarta de chocolate siempre es un triunfo y si encima se corona con una fotografía de los homenajeados de chocolate, ya es triunfo garantizado.