Para el cumpleaños de uno de los socios de Duros Club cumplía años y sus amigos quisieron sorprenderle con una tarta corporativa, que causó furor