Ana de La refamilia y otros enredos se nos recasaba y para ello además de realizarle toda la Candy bar también tuvimos el honor de poder realizarle su tarta de reboda.

Probamos con diferentes sabores, pero finalmente ella se decantó por su sabor favorito red velvet que para la ocasión ese rojo era muy apropiado.

Como se caso el 4 de Julio en Madrid y hacia mucho calor, decidimos que tenia que ser una tarta que se pudiera conservar en la nevera por lo que descartamos desde el primer momento decorarla con fondant.

Al estar tan de moda las tartas nude y poder contar con Flores en el columpio para que nos ayudaran a decorar la tarta, no perdimos la oportunidad y realizamos una tarta creo que espectacularmente bonita y romántica.