El cuarto cumpleaños de Jorge quería que fuera muy pirata pero sobre todo con sus personajes favoritos: los locos y adorables Minions.