Minicupcakes de colorines son geniales para poder disfrutarlos de un solo bocado y sentir ese pequeño trozo de tarta en nuestra boca, sin mancharnos y con la necesidad de querer comer más.

Así que son geniales para cualquier ocasión, evento o fiesta.