La Retalera montaba en su casa en mercadillo de sus telas y quería que los visitantes pudieran llevarse un recuerdo dulce. Por este motivo, nos encargo una mesa con dulces y tarta exclusivos para ella.