La abuela Yaya cumplía 98 años y De puntadas y enredos quiso celebrarlo con ella, realizandole unos dibujitos personalizados que plasmamos en unas originales galletas.