María se iba a vivir a Londres una temporada y la sorprendimos con unas galletas personalizadas y retocadas con fondo londinense para desearle mucha suerte