Hay determinadas galletas que es mejor saborearlas e hincárles el diente, disfrutándolas en imagen y sabor.

Y estas galletas con la imagen de Krys Pasiecznik mejor no compartirlas y saborear en su entero placer.