Cumplir 50 años casados, hoy por hoy ya es algo para celebrar. Como Pepita y Manolo lo hicieron y fueron sorprendidos por sus hijos con una fiesta sorpresa y regalos conmemorativos por sus Bodas de oro con estas dulces galletas personalizadas.