Si no sabes como agradecer al servicio médico lo bien que te han tratado, un buen y dulce detalle es en forma de galletas

“Mi ángel de la guarda trabaja en el Marañon. Gracias por ser tan geniales”