Susana cumplía 60 años y sus hijos quisieron organizarle una fiesta sorpresa con temática sesentera. Los discos de vinilo no podían faltar y los tuneamos con fotografías de ella desde que nació hasta la actualidad. Utilizamos los vinilos para convertirlos en bandejas que transportaban galletas personalizadas con ella y una mesa con tocadiscos, bola de luces… muy discotequero.

La tarta de cumpleaños era también sesentera, con fotografías comestibles coloreadas de ella, y con detalles florales para darle dulzura y color.