Todas las niñas están enamoradas locamente de Frozen y tal es el éxito de ésta película que Eva tenia muy claro que para su cumpleaños quería una fiesta completa de Frozen.

Así que nos pusimos manos a la obra y realizamos una mesa totalmente congelada con colores blanco y azul de la que colgaban globo de Olaf y estrella como la nieve.

La mesa la coronaba una tarta de Frozen con todos sus personajes y a su alrededor todo tipo de dulces: cakepops, bizcofetis, gelatina… y todas las chuches blancas y azules.