El 29 cumpleaños de María tenia que ser especial para despedir su veintena, así que nos solicito una mesa completa de dulces para celebrar su cumpleaños dentro del local Budda en una zona reservada para ella.

Conociendo el local, los colores que sobresalían eran dorados y negro, perfecto para esta fiesta especial. Por lo que utilizamos estos colores para toda la decoración de la mesa.

La mesa era decorada por una gran tarta con una figura personalizada de la cumpleañera.

Alrededor todos los dulces como cupcakes, galletas, cakepops, bombones, diversos dulces…

Sobre ellos fotomontajes de la cumpleañera de una forma sensual y dorada.