En la comunión de Daniel, sus padres querían unos dulces pero que no fueran los tipicos, así que se nos ocurrio decorar todos ellos con divertidos molinillos de viento.

En esta ocasión nos decantamos por colores fuertes y vivos como eran el rojo para el fosting y el azul para el molinillo