Para el bautizo de María, realizamos una mesa de dulces lleno de chuches en tonos rosas y blanco.

La decoración estaba compuesta, por pompones de diferentes tamaños en los colores elegidos. Presidiendo una gran M y fotos de la preciosa María colgando del carro.

Resultado un candy bar muy dulce, tierno, infantil y rosa.